jueves, 19 de febrero de 2009

ESTÁ TODO INVENTADO?



Anoche comencé un nuevo curso en Artilaria: Entrenando la Creatividad.

Uno de los alumnos, extranjero, comentó que estaba en Argentina tomando diferentes cursos y seminarios. Es muy joven, y a pesar de su edad, es el encargado de manejar en Cali -Colombia- distintas líneas de jeans de marcas internacionales; su trabajo, entre otras responsabilidades, es orientar la estética de exhibición de la línea en los locales donde se venden. En un momento, con mucha razón, dijo: -La realidad es que está todo inventado; es difícil hallar una idea novedosa…

Es verdad; en USA, cada año, aparecen alrededor de 1 millón de negocios nuevos, aunque, claro, muchos fracasan. Así pasa en cualquier sitio del planeta. A pesar de esto, hora tras hora diversos equipos de innovadores trabajan con el propósito de inventar algo tan novedoso como la rueda.

Por cierto, hay pocas cosas nuevas bajo el sol. Lo que no significa que nos crucemos de brazos. Porque tal vez podamos encontrar un ángulo no explotado. Y a esta actividad -potenciar las neuronas- se dedican los que están a la caza de excelentes resultados.

Alguna vez hablamos de la brasilera Ángela Hirata, que logró reposicionar un producto que se estaba extinguiendo: las havaianas. Su labor fue tan contundente que consiguió un posicionamiento mundial impresionante. El producto es el mismo, pero su comercialización tuvo que pasar por diferentes cambios.

De eso trató buena parte de la charla de anoche; de llegar a ver lo conocido y darle una vuelta de tuerca para convertirlo en algo rentable. Para eso hay que inaugurar nuevos ojos. Empezar a ver la realidad con mirada creativa.

De la observación, un empresario sacó provecho al ver un señor que cobraba 1 dólar cada minuto de masajes. Voy a hacerlo mejor, pensó el observador. Y lo hizo. Armó un equipo de masajistas profesionales que cobraban una suma lógica yendo a domicilio. Pero le sumó una marca, tiendas que vendían accesorios relacionados con ese oficio y otros mínimos menesteres.

El lector sabe que en todos lados hay gente que hace masajes a domicilio. Pero este señor, repito, le puso marca y encontró el modo de cobrar honorarios al alcance de la mayoría. La clave fue el tiempo: luego de 9 minutos, la tarea estaba concluida, y el cliente satisfecho. (Por lo general, las sesiones de masajes duran una o dos horas). El negocio estaba ahí, pero nadie lo había visto antes del modo que he relatado.

Cuando en una charla alguien expresa una disconformidad, quizá esté frente al inicio de una posible idea. Y de un posible negocio. La pregunta a formular a tus amigos y conocidos, sería (en el caso de los masajes): -Pagarías equis pesos por 9 minutos de masajes en tu casa?
Y la siguiente pregunta es: -Por qué pagarías esa cantidad?

Las respuestas servirán para comenzar a tomar la temperatura de la idea que nos ronda en la cabeza.

2 comentarios:

Federico Szalai dijo...

Domi,

Muy interesante el articulo. De hecho hace poco lei que es mejor no jugarse con una nueva idea, sino tomar lo conocido y darle una vuelta de tuerca. Por que?, porque si sos el primero, sos quien entra a la jungla y tiene que empezar a encontrar el camino desde CERO. Si tomas algo conocido, entras a la jungla y recorres el camino que ya transito otra persona antes, con lo cual un monton de factores ya estan "probados".
Mas alla de que eso es un enfoque, valido, por cierto. Por que sera que el entrepreneur en gral (y quizas sea una apreciacion equivocada, pero es la sensacion que tengo) busca una idea creativa y algo nuevo en el mercado?, y no busca reposicionar las viejas y queridas OJOTAS?. Es una pregunta que te hago y ME hago, ya que yo siempre estoy tratando de encontrar algo y siempre lo busco dentro de lo innovador.
Abrazo!
Fede

Domingo Lupis dijo...

Gracias, Fede, por potenciar el posteo.

W. Allen decía que había que estar adelantado no más de 15 minutos, porque corrías el riesgo de ser incomprendido. Creo que eso es lo que bien señalás con las nuevas ideas, las que parten de cero. (Aunque es genial encontrarlas, no?!)
Me parece que innovar es más simple, partiendo de una idea ya realizada, pero no quiere decir que por simple no sea eficaz.
Como te conozco, creo que vas a encontrar lo que buscás, me refiero a la innovación. Te paso una guía que me parece interesante. Meterse en las conversaciones cuando alguien expresa una disconformidad. Creo que es una fuente cercana a la aparición de la idea. Es cuestión de probar.

Un abrazo!